Resumen - Educación

Resumen

Asturias tiene un buen resultado en varios indicadores educativos relativos al nivel de estudios terminados, situándose por encima del promedio nacional. La población asturiana de 25 a 64 años tiene un nivel educativo mayor; las mujeres, además, tienen un nivel más alto que los hombres. También es más alta en Asturias la proporción de personas de 30 a 34 años que ha terminado estudios superiores; de nuevo, esta proporción es mayor entre las mujeres que entre los hombres (52,6% vs 48,8% en 2017). Por último, el abandono temprano de la educación-formación alcanza valores sensiblemente menores en Asturias, sobre todo en el caso de las mujeres: 10,8% en 2017 frente 18,9% de los hombres.

En cuanto a la escolaridad actual, a los 16 y 17 años las tasas en Asturias superan a las españolas, y las de las chicas son mayores que las de los chicos; a los 18 años, sin embargo, las tasas asturianas bajan y se sitúan por debajo de las españolas, y las de las chicas por debajo de las de sus compañeros de la misma edad. Aunque en la edad adulta (de 25 a 64) las asturianas hacen un mayor esfuerzo por formarse (formación permanente y continua) que los asturianos (10,6% vs 9,2%), ambos están por debajo de la media nacional. Por último, en las tasas brutas de escolarización en Formación Profesional son altas en Asturias para ambos sexos si las comparamos con el promedio nacional, sobre todo en los Ciclos de Grado Superior; sin embargo, las mujeres en Asturias están por debajo de los hombres en estas tasas: 32,4% vs 42,1% en Grado Medio y 41,8% vs. 51% en Grado Superior.

El alumnado asturiano es paritario en cuanto a su composición por sexo en conjunto, pero está claramente segregado en las distintas áreas de especialización. En Formación Profesional los hombres son algo más numerosos que las mujeres (55% de hombres), mientras que en la Universidad son las mujeres las más numerosas en el alumnado asturiano (el 54% del total).

En Formación Profesional, los Ciclos de la familia profesional de Sanidad son los que concentran a la mayoría de las alumnas de FP en ciclos medios y superiores (más del 40%) y están muy feminizados (78% de alumnas mujeres); sin embargo, las titulaciones más feminizadas son las de las familias de imagen personal y Servicios Socioculturales y a la Comunidad (más del 90% de alumnado femenino). Los chicos diversifican más su elección de especialidad en FP (ninguna familia profesional concentra a más del 20% de los estudiantes varones de FP), y se decantan por familias relacionadas con el sector industrial; estas titulaciones, además, están muy masculinizadas: Electricidad y electrónica, Fabricación mecánica, Instalación y Mantenimiento, Transporte y Mantenimiento de Vehículos y (sobre todo en el grado superior) Informática y Comunicación.

En la Universidad, las Ciencias son paritarias en alumnado, las ingenierías están masculinizadas (73,3% de hombres) y las Ciencias de la Salud feminizadas (74,3 % de mujeres). En los estudios de máster y doctorado, se mantiene la segregación por rama de conocimiento, pero se reducen las diferencias en la composición por sexo respecto a los Grados.