Resumen - Ciencia y tencología

Resumen - Última actualización 31 de julio de 2020

En 2018 hubo una importante caída en el número de tesis presentadas en Asturias y en España. Sin embargo, la presencia de mujeres tras su autoría aumentó por primera vez tras 3 años de caída, pasando del 48% de 2017 al 59% de 2018.  Por rama de conocimiento, las Ciencias son las que generaron más tesis en Asturias en 2018, tanto de mujeres como de hombres. En el caso de las mujeres, de cada 10 tesis aprobadas, 4 fueron de esta rama de conocimiento. En concreto, en ciencias físicas, químicas y geológicas hubo paridad absoluta entre sexos, mientras que en ciencias de la vida de cada 4 tesis aprobadas, tres fueron realizadas por una mujer. Por otro lado, en la rama de ingeniería, industria y construcción sólo una de las doce tesis aprobadas la hizo una mujer.

En Asturias también es inferior el número de mujeres en actividades de investigación científica y desarrollo tecnológico (I+D): 43,3% de las 3.331,1 personas empleadas en equivalencia a jornada completa. Aunque la Enseñanza Superior es el sector que contrata a más mujeres para estas actividades, el peso de las mujeres es mayor en las Administraciones Públicas: 50,9 % frente a 54%. Dentro de todo el personal contratado en actividades I+D, las mujeres son el 45% del personal específicamente trabajando en investigación (44,9%). De nuevo las enseñanzas superiores concentran al mayor número de mujeres investigadoras (635, el 61,5% de las 1.031,7 investigadoras en equivalencia a tiempo completo que hay en Asturias), pero son las administraciones públicas las que tienen un personal investigador más feminizado con un 60% de mujeres entre el personal investigador. En cuanto al sector empresarial en actividades I+D en Asturias, contrata al doble de hombres que mujeres, tanto en general como específicamente en investigación.

En cuanto a la población general y su conocimiento y uso de Tecnologías de la Información y de la Comunicación, en Asturias han ido aumentando en los últimos años, aunque entre las mujeres siempre había venido siendo algo menor. Entre 2012 y 2019 el uso frecuente de Internet avanzó prácticamente 30 puntos porcentuales en las mujeres, y 27 puntos en los hombres; las compras por internet aumentaron en 21 puntos en las mujeres y en 19,2 en los hombres. En 2019 los usos más frecuentes son aquellos en los que la brecha de género es menor: el uso del móvil es prácticamente universal: 97,6% de mujeres y 95,5% de hombres. En 2019 el uso frecuente de internet se extiende al 84,7% en hombres y 85,5% de las mujeres, mientras que las compras online las realizan el 42,5% de los hombres y el 46,2% de las mujeres (casi 8 puntos más que el año anterior).

En cuanto a las brechas digitales, hasta los 64 años las mujeres superan a los varones en uso frecuente de internet, con una máxima diferencia de 13 puntos porcentuales en el grupo de personas de entre 55 y 64 años. En compras online las mujeres también superan a los hombres hasta los 54 años; en el grupo de 35 a 44 años llegan a superar en 15,2 puntos a los varones en frecuencia de uso.

Existe otra brecha digital por nivel educativo. A partir de la segunda etapa de educación secundaria, las personas que hacen un uso frecuente de internet supera el 90%, tanto entre mujeres como entre hombres.

Sin embargo, entre las personas que han llegado al nivel de secundaria obligatoria o equivalente, el porcentaje se reduce al 75%, y en torno al 50% de las que tienen primaria. La brecha por género se hace máxima entra personas que no han llegado a completar la etapa de educación primaria: el 35,4% de los hombres frente al 13% de mujeres utilizan internet con frecuencia.