Camino de migas

Camino de migas

Título - Ciencia y tecnología

Ciencia y tecnología. Sociedad de la información

Investigación científica y Desarrollo tecnológico (I+D)

Investigación científica y Desarrollo tecnológico (I+D)

¿Qué es lo que ocurre una vez que se termina el periodo de formación universitaria, o de la presentación de una tesis doctoral? Una manera de responder esta pregunta es conociendo cuál es la participación de las mujeres en los recursos humanos de las actividades de investigación y desarrollo.

 

En 2017 había en Asturias (2) 3.264 personas (en equivalencia a jornada completa) trabajando como personal empleado en actividades de I+D, de las que el 39% (1.273 personas) eran mujeres. Se incluye como personal en I+D a todo el personal empleado directamente en actividades de I+D, sin distinción de nivel de responsabilidad, así como a los que suministran servicios ligados directamente a los trabajos de I+D, como personal de gerencia, administradores/as y personal de oficina. Se excluyen las personas que realizan servicios indirectos.

 

El personal en actividades I+D se repartía por sector (empresas, instituciones privadas sin fin de lucro o IPSFL, administraciones públicas y enseñanza superior), sexo, y tipo de personal (investigador y no investigador), de la manera que recoge el Gráfico 8.2:

Gráfico 8.2. Personal trabajando en actividades I+D en Asturias, por sector, tipo de personal y sexo. 2017
Fuente: Estadística sobre actividades I+D 2017, INE. Elaboración propia.

La mayor parte del personal en I+D se concentra en la universidad y organismos relacionados con la enseñanza en su nivel superior, seguido de las empresas y las administraciones públicas, aunque a bastante distancia. Las IPSFL en Asturias no tienen prácticamente presencia en cuanto a las actividades I+D.

 

En todos los sectores la presencia de mujeres entre el personal de I+D es menor que el promedio nacional (Gráfico 8.3), aunque en el sector empresas la diferencia es mínima. En Asturias la Administración es el sector que alcanza el máximo en presencia de mujeres en el personal empleado en actividades de I+D: un 51,3%. En Enseñanza Superior el porcentaje de mujeres también es alto, con un 41,8%. En el sector empresa el porcentaje baja al 31,2%, prácticamente el mismo que en el conjunto nacional, y en el de las Instituciones privadas sin fin de lucro cae al 21,2%, muy por debajo de lo que ocurre en el conjunto de España, donde las mujeres son el 53% del personal I+D.

Gráfico 8.3. Participación de las mujeres en labores de I+D, por sector y tipo de personal. España y Asturias 2017
Fuente: Estadística sobre actividades I+D 2017, INE. Elaboración propia.

Especial relevancia tiene saber cuál es la presencia femenina en el conjunto del personal de investigación. Dentro de todo el personal empleado en I+D, el investigador es el que está implicado en la concepción o creación de nuevos conocimientos, productos, procesos, métodos y sistemas y en la gestión de los correspondientes proyectos. También están incluidos los puestos de gerencia y de administradores/as dedicados a la planificación y gestión de los aspectos científicos y técnicos del trabajo de los investigadores, así como los postgraduados con trabajo/beca de estudio.

 

En el total de sectores, la presencia femenina en el personal investigador prácticamente no varía, manteniéndose en torno al 39%. Sin embargo, esta participación general de las mujeres en I+D difiere según el sector de trabajo. En la Administración Pública, que ya era paritaria en cuanto al sexo del personal general en I+D, la presencia de mujeres entre el personal investigador aumenta hasta el 55,4%. En las enseñanzas superiores y en el sector empresarial, que concentran al 80% de las mujeres que trabajan en I+D en Asturias, las investigadoras tienen un peso similar al que tienen en el conjunto nacional dentro de cada sector. Por último, el sector IPSFL en Asturias, siendo el más pequeño en personal contratado en I+D, es el que difiere más de su estructura en España, ya que en nuestra región las mujeres empleadas sólo son un 21% del total del personal, mientras que en el conjunto nacional suman el 53%. La representación de investigadoras en este sector es mínima: sólo son el 5,3% de todo el personal investigador, muy lejos del 52,7% del promedio en España.

 

Aunque la Administración es el sector con mayor proporción de mujeres en el personal investigador, es el sector de la Enseñanza Superior el que concentra la mayor parte de las mujeres investigadoras en Asturias: el 57,9% del total de investigadoras en I+D trabaja en este sector. Le sigue el sector empresarial, que contrata al 28,7% de las investigadoras, y la Administración con un 13.3%.