Accidentes

Accidentes

Los accidentes en el ámbito laboral son de dos tipos: los que se producen en la jornada laboral (sean o no dentro del centro habitual de trabajo), y los que se producen en el desplazamiento entre el domicilio y el lugar habitual de trabajo (accidentes “in itínere”).

 

a) Accidentes en jornada laboral

 

De los 10.208 accidentes laborales durante la jornada laboral que se notificaron en Asturias, correspondientes al año 2018 (10), el 30%, 3.037, fueron sufridos por mujeres. El año anterior, 2017, se habían notificado 7.054 accidentes de hombres y 2.990 de mujeres, lo que implica que en el último año hubo un ligero incremento: 1,66% en hombres y 1,57% en mujeres.

Tabla 6.15. Accidentes laborales en trabajo notificados en Asturias, por sexo y sector de producción. 2018
Tabla 6.15. Accidentes laborales en trabajo notificados en Asturias, por sexo y sector de producción. 2018
Fuente: Avance Informe Anual 2018, IAPRL.

El sector servicios es en el que menos desequilibrio por sexo se da en la accidentalidad; en el resto de los sectores, los accidentes durante la jornada de trabajo están muy masculinizados (Gráfico 6.19)

Gráfico 6.19. Accidentes laborales en trabajo notificados en Asturias, por sexo y sector de producción. 2018
Gráfico 6.19. Accidentes laborales en trabajo notificados en Asturias, por sexo y sector de producción. 2018
Fuente: Avance Informe Anual 2018, IAPRL. Elaboración propia

Entre las mujeres, el 90% de los accidentes se produjeron en el sector servicios, mientras que en el caso de los trabajadores varones, la mayor parte (el 80%) se reparten a partes prácticamente iguales entre el sector servicios y la industria.

Gráfico 6.20. Accidentes laborales en jornada laboral en mujeres y hombres, por sector. Asturias 2018
Gráfico 6.20. Accidentes laborales en jornada laboral en mujeres y hombres, por sector. Asturias 2018
Fuente: Avance Informe Anual 2018, IAPRL. Elaboración propia

Dentro del sector industrial, las secciones y divisiones de actividad en las que se producen más accidentes son, en orden decreciente: fabricación de productos metálicos, minería, metalurgia, industria de alimentación, fabricación de otros productos minerales no metálicos, fabricación de maquinaria y fabricación de otro material de transporte, entre los hombres; entre las trabajadoras las accidentadas se concentran en la industria alimentaria.

 

En el sector servicios, los subsectores que provocan más accidentes laborales entre las mujeres son (de más a menos): las actividades sanitarias y de servicios sociales (sobre todo en establecimientos residenciales), el comercio al por menor, los servicios de comidas y bebidas, la Administración Pública y los servicios a edificios y jardinería. Entre los hombres destacan: la administración pública y defensa, el comercio al por menor, el comercio al por mayor, el transporte terrestre, los servicios de comidas y bebidas, y las actividades sanitarias y de servicios sociales (sobre todo las sanitarias).

Tabla 6.16. Comparativa interanual: accidentes en jornada laboral por sexo y sector. Asturias 2018/2017
Tabla 6.16. Comparativa interanual: accidentes en jornada laboral por sexo y sector. Asturias 2018/2017
Fuente: Avance Informe Anual 2018, IAPRL

En comparación al año anterior, en el sector servicios se redujo ligeramente el número de accidentes de hombres, mientras que el de mujeres aumentó. Ocurrió lo contrario en el sector primario. En la industria los accidentes aumentaron claramente para ambos sexos.

 

Por grado de las lesiones provocadas en los accidentes, el 30% de los leves los sufrieron mujeres, el 17,5% de los accidentes graves, y el 8% de los mortales (Gráfico 6.20)

Gráfico 6.20. Accidentes laborales en jornada laboral según grado, por sexo. Asturias 2018
Gráfico 6.20. Accidentes laborales en jornada laboral según grado, por sexo. Asturias 2018
Fuente: Avance Informe Anual 2018, IAPRL. Elaboración propia

En cuanto a la forma del accidente, los datos más recientes de los que disponemos, desagregados por sexo, son los correspondientes a 2017 (9). La mayor parte son por sobreesfuerzo, trauma psíquico, radiaciones, ruido, etc., aunque en un porcentaje algo mayor para las mujeres (45,5% vs. 39,3%)

Gráfico 6.21. Accidentes laborales en jornada laboral según forma (% del total de cada sexo), por sexo. Asturias 2017
Gráfico 6.21. Accidentes laborales en jornada laboral según forma (% del total de cada sexo), por sexo. Asturias 2017
Fuente: Siniestralidad laboral y perspectiva de género, Asturias 2012-2017. IAPRL, p. 18.

Les siguen los golpes contra objetos inmóviles, de nuevo algo más frecuentes entre las mujeres: 29,9% y 22,8%. La tercera forma en importancia son los golpes contra objetos en movimiento; en este caso los hombres tienen una frecuencia mayor que las mujeres: 21,9% frente al 9,9%.

 

Centrándonos en el tipo de accidente más frecuente por su forma, el producido por sobreesfuerzo, las diferencias de género quedan claras, ya que están relacionados directamente con las diferencias en ocupaciones y en tareas asignadas. Entre las mujeres, el 40% de los accidentes por sobreesfuerzo tienen el movimiento como actividad física causante. Entre los hombres, la importancia del movimiento se reparte con la manipulación de objetos, ya que cada una de estas actividades está detrás de cerca de un 30% cada uno de los accidentes por sobreesfuerzo. En cuanto a las ocupaciones, los accidentes por sobreesfuerzo de las mujeres se concentran en el comercio al por menor (19%), asistencia a establecimientos residenciales (19%) y actividades sanitarias (17%); entre los hombres, son las ocupaciones relacionadas con la minería (10%), fabricación de productos metálicos (10%) y actividades de construcción especializada (9%) las que con más frecuencia provocan más accidentes por sobreesfuerzo.

b) Accidentes in itínere

 

Los desplazamientos habituales entre el domicilio y el lugar de trabajo provocaron 1.288 accidentes en 2018 (10), de los cuales 826 los sufrieron mujeres (el 64,1%). Es decir, las trabajadoras sufren más accidentes “in itínere” que los hombres trabajadores.

Tabla 6.17. Accidentes in itínere por sexo y sector. Asturias 2018.
Tabla 6.17. Accidentes in itínere por sexo y sector. Asturias 2018.
Fuente: Avance Informe Anual 2018, IAPRL.

El 94% de los accidentes de este tipo de trabajadoras se dieron entre las que trabajan en el sector servicios; entre los hombres, un 59% se produjo en el sector servicios y un 30% en el industrial (Tabla 6.17).

Gráfico 6.22. Accidentes laborales in itínere según grado, por sexo. Asturias 2017
Gráfico 6.22. Accidentes laborales in itínere según grado, por sexo. Asturias 2017
Fuente: Avance Informe Anual 2018, IAPRL. Elaboración propia

Al igual que ocurría con los accidentes en jornada laboral, las mujeres sufren más accidentes leves, mientras que el peso de los hombres crece al aumentar la gravedad. En este caso, un 60% de los accidentes in itinere graves o mortales los sufrieron hombres, mientras que fueron el 35% en los accidentes leves.

 

En cuanto a la actividad física que causa el accidente in itínere, también hay diferencias de género: los que afectan a los hombres están relacionados, mayoritariamente, con la conducción de vehículos, mientras que en el caso de las mujeres, además de la conducción, los desplazamientos a pie también causan una gran cantidad de accidentes de este tipo (9).

C) Índices de incidencia y actividades prioritarias por sexo.

 

Las cifras presentadas hasta el momento dan cuenta del número de accidentes notificados en Asturias, quedando de manifiesto que los hombres sufren más accidentes en la jornada laboral y las mujeres más in itínere. También ha quedado claro que el mayor número de accidentes de trabajadoras se producen en el sector servicios, mientras que en el caso de trabajadores, el sector principal es el industrial, seguido de los servicios. Estas cantidades están claramente influidas por el número total de trabajadores en cada sector.

 

Sin embargo, también es necesario saber cuál es la relación entre el número de accidentes y el número de trabajadores/as, de modo que se puedan establecer comparaciones entre actividades; es decir, es necesario poner en relación ambas cantidades para obtener un dato sobre la peligrosidad de las distintas actividades. De esto dan cuenta los índices de incidencia, definidos como la relación entre el número de accidentes sufridos y el número de población ocupada, y se expresan en accidentes por cada 100.000 trabajadores.

Tabla 6.18. Índices de incidencia (accidentes/100.000 trabajadores/as), por tipo de accidente, sexo y sector de actividad, Asturias 2018.
Tabla 6.18. Índices de incidencia (accidentes/100.000 trabajadores/as), por tipo de accidente, sexo y sector de actividad, Asturias 2018.
Fuente: Avance Informe Anual 2018, IAPRL

La lectura de estos índices, se puede decir:

 

  • Que, a pesar de que el sector servicios es el que provoca mayor número de accidentes de mujeres durante la jornada laboral, son más peligrosos para ellas (tienen mayor índice de incidencia) el sector primario y el industrial.

 

  • Que, a pesar de que el sector servicios es el segundo en número de accidentes de trabajadores hombres, la incidencia es mayor en el sector primario y en el de construcción.

Teniendo en cuenta las diferentes lecturas que ofrecen el análisis del número de accidentes y el de la incidencia de éstos, Martín y López (9) diseñaron un sistema de priorización que permite establecer la selección de actividades prioritarias en la prevención de accidentes, aplicándolo a la población trabajadora de forma desagregada por sexo. El resultado es el que aparece en la tabla siguiente:

Tabla 6.19. Actividades prioritarias para la prevención de accidentes laborales, según CNAE de la empresa, por sexo
Tabla 6.19. Actividades prioritarias para la prevención de accidentes laborales, según CNAE de la empresa, por sexo
Fuente: Siniestralidad laboral y perspectiva de género, Asturias 2012-2017. IAPRL, p. 29.