Tasas de escolaridad en niveles no obligatorios

Tasas de escolaridad en niveles no obligatorios

Estas tasas netas indican cuál es la relación, en términos porcentuales, de la población escolarizada de una cierta edad, respecto al total de población de dicha edad. En este caso se consideran de interés (por motivos de distinta naturaleza), tanto las tasas de escolaridad de niños y niñas menores de 6 años, como de jóvenes de entre 16 y 24 años.

 

La tasa de escolaridad en la educación infantil (0-5) da cuenta de las dificultades o facilidades para la conciliación de la vida familiar y laboral de padres y madres. Aunque en este caso el sexo del alumnado no es relevante, esta tasa sigue siendo de interés desde el punto de vista de la igualdad, dado que con mayor frecuencia son las mujeres las que se encargan del cuidado de los hijos e hijas de esta franja de edad cuando no están escolarizados. Por este motivo este indicador se aportará en el capítulo de Trabajos no remunerados (Capítulo 4).

 

Las tasas netas de escolaridad[1] de la población una vez acabado el periodo de enseñanzas obligatorias (3) presentan algunas diferencias entre mujeres y hombres en Asturias. A los 16 y 17 años las tasas de escolaridad son mayores en Asturias que en el conjunto nacional para ambos sexos; a los 18 años, sin embargo, las mujeres presentan una tasa menor a la de las españolas en su conjunto, siendo también el único caso en el que la tasa de escolaridad femenina es menor que la masculina.

 
Gráfico 2.4. Tasas netas de escolaridad (%) de la población de 16-18 años en España y Asturias, por sexo, curso 2015-2016.
Fuente: Las cifras de la educación en España. Curso 2015-2016 (Edición 2018), MEyFP

La mayor tasa femenina de escolaridad en estas edades está en consonancia con la menor tasa de abandono temprano de la educación-formación que ya hemos visto.